DOS MITADES - ¿Héroes o Villanos?

El yin (femenino y negativo) y el yang (masculino y positivo) es lo que da equilibrio a la vida y el universo. 2 mitades necesarias que se complementan. En mis sesiones de coaching siempre reflexionamos sobre los lobos, negro y blanco, que todo ser humano tiene y en determinados momentos, y a falta de equilibrio, uno de los 2 prevalece: el que nos habla y promueve hacia la negatividad, o por el contrario el otro que nos estimula, orienta positivamente y nos hace avanzar, incluso en situaciones dramáticas y estresantes.


Los verdaderos líderes siempre tiran de esa parte positiva, de su resiliencia interna, para

sobreponerse y encontrar los caminos adecuados, con mayor necesidad al transitar por

senderos muy obscuros, de cambio organizacional y momentos muy críticos.


Entre otras cosas sabe y conoce perfectamente que ser líder es marcar el rumbo y aportar luz.





Existen personas que cuando nos cruzamos con ellas, sabiendo que existe un intercambio

oculto de emociones y sentimientos, no nos sentimos bien. No podemos hacer con ellas el

traspaso empático de neuronas espejo, porque hay algo que nos transmite toxicidad e

incongruencia. Uno de los factores es la falta de sinceridad y congruencia, en lo que hacen y lo que dicen, ya que se mueven por senderos del yo muy egoísta, sin encontrar los elementos comunes que en toda unidad de transacción se debe reflejar. Suelen ser personas mezquinas que se acercan a los demás desde una posición falsa de superioridad, llevándolas a entrar en una competitividad continuada; también se suele dar en personas con una autoestima dañada que se acercan a los demás desde una posición de inferioridad y envidia, criticando cualquier éxito o situación de mejora, con comentarios claramente dañinos y comparativos.


Tanto es así que: si dirigen un área funcional o departamento, crean a su alrededor verdaderos reinos de taifas o silos aislados. En su discurso destaca el yo, y nunca el nosotros, la empresa o los objetivos comunes. Son personas con las que es muy complicado establecer interacciones positivas de colaboración hacia metas comunes, ya que el intercambio de relación y estímulos están constantemente amurallados por las propias barreras que imponen y establecen con los demás.


En los momentos de crisis y convulsión, las personas eminentemente tóxicas y negativas

aparecen insistentemente para bloquear a los auténticos líderes positivos, que son los

verdaderos héroes del cambio. Héroes que toda organización necesita para ajustar los

ecualizadores internos con las personas afectadas, que con toda lógica están muy preocupadas por su propio futuro en la nueva estructura, y lo han de hacer con muy poca ayuda y colaboración de esas personas engreídas o con falta de autoestima.


Por eso, cada día se convierte en un nuevo reto, que lejos de debilitar a esos héroes los refuerza en el rumbo y camino adecuado, porque por encima de cualquier otra cosa están las personas, y sus intereses comunes, y nunca los personalismos egoístas y comparativos de dichas personas tóxicas, negativas, oxidadas e incluso quemadas.





Cada día es más necesario el propio liderazgo ágil TEAL en el seno de cualquier organización para crear los mecanismos y la cultura necesaria de humanidad y respeto mutuo, con un intercambio auténtico de comunicación y relaciones positivas. Hacerlo, siempre dotará a los equipos de mejores ambientes de trabajo, lo que redundará en la propia mejora de la competitividad y los resultados empresariales.


INVENTIR EN DESARROLLO TEAL.

Javier Rodríguez. Director TW CONSULTING. www.twconsulting.es

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo